Máquinas de Café Profesionales

Para obtener un buen café, concentrado, corto, aromático y con crema, se utilizan las máquinas de café.

Estas máquinas someten el café a presión, aplicando una presión y temperatura constantes. De esta manera, la máquina de café nos permite hacer cafés con continuidad y además extraer todas la propiedades del café en cada uno de ellos.

Podemos distinguir varios tipos de máquinas de café profesionales:

Manual o de émbolo: como su nombre indica, el usuario debe bajar manualmente un leva para generar la presión necesaria para obtener café. Su uso requieren paciencia y delicadeza, por lo que son más apreciadas por los coleccionistas, ya que tienen un aspecto muy bonito y "retro", que por los que necesitan realizar cafés continuamente.

Semiautomática: Este tipo de máquinas de café funcionan presionando un interruptor que acciona la bomba del agua y la mantiene en marcha durante 23-25 segundos, el tiempo necesario para realizar el café. Tras este tiempo, debemos volver a pulsar el interruptor para detener la bomba de agua.
La mayoría de máquinas de café domésticas o semi-industriales son de este tipo.

Automática: En diferencia a la semi-automática, esta máquina de café, controla por sí sola el nivel de agua, de manera que para realizar un café debemos presionar una única vez el interruptor.

 Superautomática: es la más completa de las máquinas de café. Incorpora un molinillo que además muele el café en la cantidad exacta para realizar un café. Con solo apretar un pulsador, la máquina muele el café, lo prensa y realiza el café.Es la más rápida, práctica, aunque también las más cara.

Últimas notícias